Ronroneo

Nada hay más maravilloso
que el ronroneo de un gato.
Pon tu oreja en su costado
y te embargarán un sinfín
de pausas y silencios.

Y sentirás los segundos
como minutos y los minutos
como si fueran horas,
y sentirás también cómo
el latir de su corazón
se fusiona con tus sentidos.

Ronroneo pausado,
ronroneo intenso.

Nada existe más bello
que el ronroneo de un gato.

Los comienzos

Los comienzos
dicen que son difíciles,
pero también son ilusionantes,
siempre te asaltan dudas
y siempre sientes nervios.

¡Y qué bonito es sentir!

Uno no debiera temer
a los comienzos
como no teme a la vida.

Sobre todo si no hacen
daño a nadie y sabes que
te depararán grandes aventuras.

Soñar es libre.
Soñar es bonito.
Soñar es audaz.